La lactancia materna exclusiva se refiere a solo leche materna, sin alimentación artificial o agua por los primeros 6 meses de vida. Provee el grado más alto de protección a problemas de salud en la madre y el bebé. Es un mandato de salud pública a nivel global, no una opción de estilo de vida. Amamantar aumenta la tasa de supervivencia y salud óptima en especial los primeros dos años de vida. Los bebés deben ser amamantados desde el nacimiento, exclusivo hasta alrededor de los 6 meses y continuada hasta al menos los 2 años.

No amamantar aumenta el riesgo de diarrea, neumonía, obesidad, diabetes, entre otras. 

La madre que no amamanta aumenta el riesgo de ciertos tipos de cánceres, entre otras.

 Fuentes: AAP, ABM, CDC, IBLCE, IBFAN, ILCA, INFACT Canada, Liga de la Leche, OMS, UNICEF, WABA

2 copy-resized560_150
3 copy-resized560_151

Fuente: UNICEF global databases, 2014, based on MICS, DHS and other nationally representative surveys, 2008─2012.  


Yanet Olivares, IBCLC
mamaRD.org provee información basada en evidencia, apoyo y recursos en alimentación infantil, amamantamiento y crianza.
La información contenida no sustituye el diagnóstico y tratamiento de su médico o proveedor de salud.