Rol de los padres

Como padres, recibimos información conflictiva, por lo tanto es cada vez más importante que confiemos en nuestro juicio para discernir que nos conviene y lo que se ajusta a nuestra familia.

Nos toca informarnos y tomar decisiones responsables por nuestra salud y la de nuestros hijos. Aprender a comunicarnos, expresar las preocupaciones, tomar acciones y aceptar las consecuencias de nuestros actos.

No es momento de sentirnos culpables o enojados, es momento de tomar acción, participar, ser parte del sistema, como usuario y parte relevante del mismo.

Desde antes del nacimiento o mejor aún, antes de concebir, es el momento ideal de empezar a informarnos, hablar con otros padres, con nuestra familia y ganar confianza para desarrollar nuestro propio estilo de crianza.

Dibujo%208%20La%20leche%20tiene%20todo%20lo%20que%20necesito

La crianza es cosa de dos. Hay muchas maneras en que la pareja puede involucrarse.

Se ha encontrado que los padres que siguen sistemas rígidos de crianza, esos que limitan el contacto, el cariño, la frecuencia y duración de las tomas al pecho, les toma más tiempo en lograr la confianza que necesitan para desarrollar su propio estilo.

Los padres empiezan a desarrollar apego al bebé en útero y a través de la interacción desde las primeras horas siguiente al parto. El apego infantil se inicia con señales como balbucear, sonreír y llorar, que al ser respondidas proveen un sentido de seguridad al bebé y le permite desarrollar una relación de confianza y apego seguro.

El apego se refuerza en un ambiente de alojamiento conjunto; el apego del papá se realza por su presencia en el parto y el contacto cercano con sus hijos.

Así que una vez informados, confiemos en nuestros instintos y en nuestro corazón, relajémonos y disfrutemos la relación con nuestros hijos.

https://youtu.be/N009QUWUy7I