Bobo

Bobo (chupete, pacifier)

El bobo es un aditamento, que como su nombre lo indica, toma por tonto al bebé, haciendole creer que tiene el pecho en su boca, sustituyendo su necesidad de succión con un artículo artificial. Al bebé chupar de un bobo libera una hormona llamada colecistoquinina (CCK por sus siglas en inglés) que le hace creer que ha comido, por lo cual el bebé puede pasar hambre. Sin el bobo, esta hormona avisa al bebé que despierte cuando tiene hambre.  Simplemente siga su instinto, dele de mamar y disfrute de un bebé contento sin necesidad de engañarlo.

Se ha asociado el uso regular del bobo con:

  • Disminución de la producción de leche en la madre
  • Poco peso ganado del bebé
  • Confusión de pezones
  • Infecciones de oído
  • Aftas en la boca
  • Paladar elevado
  • Problemas dentales
  • Problemas respiratorios
  • Apnea
  • Destete temprano

Si su bebé es alimentado por tubo, puede que su médico quiera ofrecerle un bobo para calmarlo y ayudarlo a aliviar el dolor. Los bebés que odian su asiento de seguridad mientras conduce, pueden que el bobo les ayude a calmarse. Una idea es guardar el bobo en el carro. Úselo con mucha precaución en estos casos y retírelo tan pronto pueda. Que no sea su primera alternativa, pues jamás queremos engañar al bebé!!! Permita que el CCK le avise al bebé de sus necesidades para que el bebé pueda comunicarse con usted.

Referencias

Ronquido y apnea

En inglés

Alimentación por tubo y efecto calmante

Cholecystokinin

Destete temprano

Otitis

Problemas de maloclusión, dentales, respiratorios, ronquido, apnea