Karmen Gonzalez

Hola! Mi nombre es Karmen y tengo 22 años. El día 16 de julio del 2011 a las 2:40 a.m. di a luz a mi primer bebé por parto fisiológico. Aquí les cuento lo que es y ha sido para mi la lactancia.  

Desde el día que supe que estaba embarazada, me propuse dos metas; 1) Parir completamente natural y 2) Lactar a mi bebe de manera exclusiva hasta los 6 meses. Todo ha marchado maravilloso, mi parto fue una maravilla... ya que puedo decir que voy a completar mis dos metas. Ahora... hablando de lactancia, les cuento que ha sido un camino difícil pero muy satisfactorio. 

Desde el momento que llegue a la clínica estando en trabajo de parto, puse un aviso de que no permitiría que le dieran nada a mi bebe, ni fórmula, ni glucosa, ni nada... solamente que desde que nazca fuera alojado conjunto conmigo. Así mismo fue, en menos de la hora de haber parido recibí a mi bebé en mi habitación, creo que las enfermeras me tenían miedo (parecía una gata en celo recién parida) y ni siquiera me ofrecieron dejarme potesitos de fórmula “por si acaso”. 

Esos dos días en la clínica fueron maravillosos... parí un sábado en la madrugada y ya el domingo mi bebé, un hombrote nacido de 9 libras y 1 onza.. empezó a tener más hambre pero todavía la leche no me había bajado... tengo que admitir que tuve la tentación de darle un poco de glucosa, pero fui fuerte. Mantuve a mi bebe pegado de mi todo el tiempo, tomando calostro y a las pocas horas me bajó la leche, que alegría...ya a partir de ese momento tomaría forma la idea de ser mamífera y de amamantar a mi cría. 

La primera semana no fue fácil, ahí empezaría la rutina de extraerme la leche hasta de madrugada y varias veces al día, tenía que acostumbrar a mis senos y pezones a esta nueva labor, fue un poco incómodo y doloroso, pero, como todo en la vida, el dolor siempre pasa. He tenido muchos obstáculos, pero por suerte he tenido la bendición de tener una madre que siempre me ha apoyado y me motivado a no desistir de mi misión. 

Su ayuda ha sido para mí, una gran columna para apoyarme. Junto con ella y mi dedicación ya hoy gracias a Dios, mi bebe tiene 5 meses y 2 semanas 100% lactado.    Definitivamente ha salido de mi una persona nueva, la vida de madre es una vida que conlleva mucha dedicación... cuando mi hijo tenia 2 meses y medio, por razones externas a mi, mi producción bajo significativamente y tuve sacar desde abajo para aumentarla. 

Tomando toda el agua que mi cuerpo pedía, hasta 2 vasos de agua en una hora, muchos líquidos, jugos y remedios naturales para aumentar la producción. Pude mantener mi banco de leche de alrededor de 250 onzas y así fui poco a poco, lactando a mi bebé cuantas veces el quisiera, sin medirle el tiempo y extrayéndome leche. 

Otro gran factor que me ayudó y me sigue ayudando es el increíble foro de la liga de la leche, el apoyo entre madres lactantes, sugerencias y consejos, un gran grupo de apoyo!   Lactar ha sido para mi una bendición, mi hijo y yo somos 1, su salud es increíble. verdaderamente es algo hermoso que no tiene comparación... crece sano y fuerte, más que orgullosa me siento de saber que le he dado el cuerpo que tiene, que yo soy su única fuente de alimentación, que le proporciono una leche superior y que le estoy dando un regalo de por vida.  

Muchas personas han tratado con o sin intención de derrumbar lo que he construido, diciéndome “esa leche no llena” “así no dormirá la noche completa” “no es suficiente, tienes que completarlo con formula” etc. Es increíble la ignorancia, solamente me quedo callada y demuestro lo contrario, muchas personas me dicen “y el solo toma el seno?.. no puede ser pero que gordo y grande”. Estoy tan orgullosa de nosotros, de mi hijo y de mi. La verdad es que esto no es un trabajo fácil, tengo que amamantarlo cada 2 horas y extraerme leche hasta 2 veces al día, ha sido todo un trabajo de muchos retos pero la alegría y satisfacción hace que todo valga la pena. 

Al igual que parir natural, lactar es algo que todas las mujeres tienen que darse la oportunidad de vivir y experimentar en carne propia, no son solo palabras bonitas, son hechos concretos que perdurarán en la vida de uno como madre y que marcará significativamente la de su hijo. A fin de cuentas puedo decir que ha sido un trabajo arduo y de dedicación, pero si se puede! Me siento tan feliz de que he podido lactar a mi hijo... es el mejor regalo que he podido darle.


Yanet Olivares, IBCLC
mamaRD.org provee información basada en evidencia, apoyo y recursos en alimentación infantil, amamantamiento y crianza.
La información contenida no sustituye el diagnóstico y tratamiento de su médico o proveedor de salud.